Login form
Sorry, User can NOT register!

¿Cómo actuar si no puedo pagar la hipoteca?

En tiempos «malos» desde el punto de vista económico, todos tenemos personas cercanas que nos comentan: «No puedo pagar la hipoteca», pero en la mayoría de las ocasiones el problema no es el no pagar la hipoteca, sino los errores que cometen cuando empiezan a tener problemas para pagar. Estos son algunos de los más frecuentes

1. NO SALVES AL BANCO, SÁLVATE TU Y TU FAMILIA: En nuestro país hay una tendencia, heredada de nuestros padres, que las deudas hay que pagarlas por encima de todas las cosas…y en base a este «principio» muchas personas toman decisiones desesperadas con el fin de pagar las cuotas de la hipoteca. En muchos casos, aunque saben que no van a poder pagar la hipoteca, llegan a acuerdos inverosímiles con el banco con el único fin de cumplir con sus obligaciones. Los bancos nunca te lo agradecerán…. jamás…ellos no tienen amigos, tienen clientes a los que sacarle una rentabilidad económica. Ovídate del banco y piensa en TU FAMILIA.

2. NO USES TARJETAS DE CRÉDITO: Muchos bancos intentan convencerte para que uses la tarjeta de crédito para pagar la cuota de hipoteca que no puedes pagar. Las tarjetas de crédito son la forma más sencilla y rápida de obtener dinero, pero también son caras y peligrosas. Si no podías pagar la cuota de hipoteca con un interés del 3%, como vas a pagar la cuota de la tarjeta a un interés del 12%?. Lógicamente llega el momento en que no puedes pagar la cuota de la tarjeta tampoco y los intereses de demora de la tarjeta crecen muy deprisa.

3. NUNCA DEBES RECURRIR A MICROCRÉDITOS NI PRESTAMISTAS: Cuando pides dinero fuera del circuito habitual ya sabes de antemano que te estas metiendo en un callejón sin salida. Esta locura sólo sirve para que tu situación sea aún peor, pues estos tienen unos intereses ALTÍSIMOS. Si estas pensando en solicitar un crédito de este tipo lo mejor es cambiar de idea…

4. NO ACEPTES NUNCA OFERTAS DEL BANCO QUE NO ENTIENDAS: Cuando alguien te ofrece algo que no te suena bien o que te hace dudar, sencillamente dí NO. Confía en tu instinto.

5. NO SALGAS DE TU CASA: En ocasiones por desconocimiento, otras veces por temor o porque les asustan, hay personas que dejando atrás sus derechos abandonan la vivienda cuando no pueden pagar la hipoteca, pensando que van a ir a su casa los del banco a sacarles de allí. La realidad es que un desahucio no es en absoluto nada fácil. Con una buena defensa puedes permanecer durante años en tu vivienda sin pagar absolutamente nada al banco. El abandono de la vivienda impide la negociación con el banco de una dación en pago de la deuda y lejos de cancelar la deuda se acrecienta cada vez más lastrándoles toda la vida.

6. DEJA A LA FAMILIA EN PAZ: Cuando tenemos un problema lo compartímos con la familia, es lógico para pequeños problemas, pero si el problema es el impago de una hipoteca, nunca debes llegar a un acuerdo con el banco que suponga poner como aval la vivienda de un familiar. Debes plantearte que no estás llegando a una solución razonable. Si está en riesgo únicamente tu vivienda, lo peor que te puede pasar no es perder tu vivienda, lo peor que te puede pasar es que también pierda su vivienda el familiar que lo ha dado todo por ayudarte.

7. PIDE AYUDA A UN ESPECIALISTA: Este puede ser el error más grave. La mayoría de la gente cuando no pueden pagar la hipoteca toman decisiones en función de los consejos de amigos con buena intención, que probablemente desconozcan tanto como ellos. Si de verdad te encuentras con graves problemas económicos no lo dudes, consulta con un asesor. Estudiarán tu caso y te propondrán la mejor solución.